Cuccina Italiana · Entrada · Picoteo · Vegetariano

Arancini de Pera con Salsa de Queso Azul

Para ler este post em Português, clique aqui. To read this post in English, click here.

Estos arancini fueron mi plato para ayudar Causas Nobles. Junto con otras blogueras de Blogi, Maldito Barman, chef Chris Hayes y el amable equipo del Restaurant 2261 hicimos una comida de más de 10 tiempos, parrilla prendida, bar abierto, música y mucho amor y animación.

Lo que puedo decir es que en estos eventos me queda claro porque amo tanto la cocina. Poder hacer lo que uno ama y además ayudar a la gente es algo delicioso en la vida de cualquiera.

La verdad es que lo pasé chancho, maravilloso… fue una noche muy feliz!

Y aquí te dejo la receta que presenté. El arancini es un risotto frito, básicamente. Para esta receta que te enseño, vas a hacer un risotto especialmente para entonces transformarlos en arancini, pero puedes fácilmente ocupar sobras de risotto, incorporar algunos ingredientes y hacer tus arancini. Nada se desperdicia!

Por acá, el contraste de las peras con el gorgonzola (una combinación clásica) es la gracia de esta preparación, pero si tienes un risotto básico, lo puedes mezclar con quesos, hacer una salsa de tomates y tendrás un espectacular picoteo!

Arancini de Pera con Salsa de Queso Azul

30 arancini (aprox.)

Arancini

½ cebolla chica

2 cucharadas de aceite de oliva

2 tazas de arroz arbóreo

1 taza de vino blanco

1 litro de caldo casero de verduras, hirviendo

2 peras maduras pero firmes, cortadas en cubitos chicos

4 huevos

4 tazas de pan rallado

3 tazas queso parmesano rallado

1 cucharada de mantequilla

½ taza de perejil picado

Sal

Pimienta negra

Aceite neutro (canola, maravilla) para freír

Salsa de Queso Azul

1 cucharada de mantequilla

2 cucharadas de cebolla, picada muy chico

2 tazas de crema de leche (fresca o para batir)

200g de queso azul, cortado en cubos

Sal

Pimienta negra

Empecemos por los arancini. En una olla mediana, sofríe la cebolla en el aceite, hasta que se quede transparente. Añade el arroz y mezcla bien, para que todos los granos queden envueltos en el aceite. Pon el vino y mezcla suavemente hasta que se evapore.

Empieza entonces a agregar el caldo, un cucharón a la vez, siempre mezclando con cuidado el arroz para no quebrar los granos. Sigue con este proceso, hasta que el arroz esté al dente (unos 20 minutos). Agrega las peras y 1 taza de queso parmesano. Mezcla bien, apaga el fuego, agrega 1 cucharada de mantequilla por arriba y tapa la olla.

Mientras el risotto se enfría, haz la salsa: en una olla chica, sofríe la cebolla en la mantequilla. Agrega la crema y deja que se reduzca en fuego bajo, mezclando a veces para que no se pegue al fondo. Cuando esté reducido a casi la mitad, agrega el queso azul y deja que se derrita. Aliña con sal y pimienta y reserva.

Una vez frío el risotto, agrega 2 huevos, 2 tazas de queso parmesano, 2 tazas de pan rallado y el perejil. Mezcla bien, hasta que tengas una mezcla que puedas manipular y hacer pelotitas (si no, agrega más pan rallado). Moja las manos (deja un pocillo con agua cerca de ti) y haz pelotitas del tamaño de una pelota de golf.

Empana los arancinis pasando por los huevos batidos y, entonces, por el pan rallado. Frita en aceite, deja escurrir en una toalla de papel y sirve caliente, con la salsa de queso azul.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *