Colación · Entrada · Viva Chile!

Empanadas Chilenas de Pino

Para ler este post em Português, clique aqui. To read this post in English, click here.

Hoy es el día de la Cocina Chilena!!! Y que mejor manera de celebrar que con empanadas, una de mis comidas favoritas en Chile!

Aprovecho para contarte mis primeras aventuras en Chile y como me he enamorado de la cocina de este país… Hace poco menos de dos años fui por primera vez a Chile. Era agosto, llovía, hacía frío. Tuve la felicidad de ser muy bien recibida y la oportunidad de conocer muchos lugares y, además, muchas comidas en esa primera visita. Me acuerdo perfectamente cuando me presentaron el pisco sour, pizzas, ensaladas y postres del Tiramisú (amo!)… y luego conocí el pebre y las empanadas!!!

Ya conocía las empanadas argentinas y siempre me encantaron esas masitas blandas rellenas de cosas deliciosas. Pero acá, las empanadas tomaron otra dimensión. Uno porque son enormes (y me encanta toda esa abundancia de la cocina chilena!!!). Después, por la aventura de adivinar de que eran… pino! jajaja

Para los no-chilenos que siguen este blog, les explico. Una empanada de pino es una empanada de carne! Pero es más que eso: la empanada de pino lleva carne, huevo, aceitunas y uva pasa! Es la más clásica de las empanadas, según yo.

Pero los chilenos son muy creativos y, por lo tanto, puedes encontrar empanadas de muchos sabores: queso, queso champiñón, queso camarón, jaiba, erizo, verdura, napolitana… es casi infinita la lista! E infinitamente deliciosa!

A esa altura, ya te debes estar preguntando: “pero si ella es de Brasil? Cómo le quedará buena esa empanada?” Sí! Porque tengo un pololo chileno y su mamá, chilena, cocina muy rico!!! Así que ese post solo fue posible con la ayuda de la familia chilena de mi pololo, que siempre me recibe tan bien y con platos muy ricos! La receta es de mi suegra… 😉

Apúrate a hacer esa maravillosa receta y ojo al formato de la empanada (muy importante)! Que disfrutes este clásico chileno así como yo!

Empanadas de Pino 1

Empanadas Chilenas de Pino

Para 20 empanadas

Pino

3 cebollas medianas

1 diente de ajo, picado

3 cucharadas de aceite

1/2 kg de carne de vacuno picada con el cuchillo (posta negra o lomo)

1/2 taza de vino tinto

1/2 taza de agua

1/2 cucharada de orégano

4 ramas de tomillo

1 cucharadita de ají de color

1 cucharada (rasa) de sal

2 a 3 cucharadas de harina de trigo, para ligar

3 huevos cocidos (duros), cortados en 8 pedazos cada

20 aceitunas

1/4 taza de pasas hidratadas

Masa

200g de margarina o manteca

1 taza de agua

1 cucharada de sal

1 kg de harina de trigo

1 cucharada de polvo de hornear

1 cucharada de leche en polvo

1 taza de vino blanco

1 yema para pincelar

Empieza por el pino. Pica la cebolla en cubos chicos, pon mitad en una olla y cúbrela con agua. Lleva a hervir por 5 minutos, entonces, dejar estilar.

En una olla, pon el aceite y sofríe la cebolla por un par de minutos, hasta que esté transparente, agrega el ajo y fríe por unos minutos más, hasta que se empecen a dorar. Pon la carne picada, revuelve bien y agrega el vino tinto. Deja que se evapore un poco, agrega la taza de agua y revuelve hasta que la carne esté semi cocida. Agrega la cebolla estilada, orégano, tomillo (solo las hojas), ají y sal, revuelve y deja cocinando por 10 minutos, en fuego bajo. Agrega las cucharadas de harina y mezcla bien, hasta que no se vea más la harina. Apaga el fuego, añade las pasas y reserva el pino, hasta que se enfríe totalmente.

Para hacer la masa, empieza poniendo, en una olla, el agua, la manteca (o margarina) y sal. Pon al fuego hasta que el agua esté tibia (sin hervir) y la manteca derretida. Por mientras, pon la harina en una superficie limpia en forma de volcán, añadiendo la leche en polvo y el polvo de hornear. Haz un hoyo en el centro de la harina, agregando de a poco el agua tibia, mezclando cuidadosamente la harina con las puntas de los dedos (ten cuidado para no quemar tus manos). Agrega, entonces, el vino blanco y empieza a amasar, hasta que tengas una masa blanda y homogénea. Este trabajo con la masa debe tardar unos 5 minutos como máximo.

Precalienta el horno a 230 grados. Divide la masa en 20 porciones. Haz una pelotita con cada porción y luego empieza a abrirla, en forma redonda, hasta que esté con espesura aproximada de 0,5 mm. Ahora, arma tu empanada: con el pino totalmente frío, coloca 2 cucharadas del relleno, una aceituna y un trozo de huevo (arriba de la carne), desde mitad de la masa hasta la orilla, dejando un espacio para cerrar (1 dedo, más o menos). Moja el borde con agua y cierra la empanada, presionando alrededor del relleno, para que salga el aire. Cierra las puntas, dándole la tradicional forma de la empanada chilena.

Pon las empanadas en una fuente levemente aceitada y pasa la yema de huevo (batida con 1/2 cucharada de agua) en las empanadas, con una brocha de cocina. Llevar al horno por 30 minutos o hasta que estén doradas.

Ahora, solo disfrutar tus empanadas aún calientes, con un rico vino chileno!

***

Y a ti? Qué es lo que más te gusta de la cocina chilena? Déjanos un comentario y coméntanos tus recetas favoritas para que podamos compartirlas 😉

Empanada de Pino 2

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *