Fondos, Pastas

Pasta Carbonara

Para ler este post em Português, clique aqui. To read this post in English, click here.

Mientras pensaba en este post, me di cuenta que estoy escribiendo un nuevo capítulo de la historia de mi familia. Te explico: mientras pensaba en las razones por las cuales decidí hacer y subir esta receta, que historia contarte y como entretenerte en este humilde blog, imaginaba que mi amor por las pastas debe ser algo de familia. Mi familia es de origen italiana y, en algún momento del pasado, mis antepasados tomaron la decisión de dejar su país y seguir a Brasil, en el intento de una vida distinta.

Pues, de alguna forma, repito estos mismos pasos muchos años después. No me había dado cuenta hasta este momento que, algún día, alguien va a contar esta misma historia – pero el antepasado seré yo y el nuevo país será Chile. Guau.

Es curioso como hacemos cosas que pueden cambiar TODO el curso de nuestra historia. Y la de otras personas también. Reflexiones…

Pero… lo más importante aquí es que esta família italiana que hace mucho se fue a Brasil dejo marcas profundas y la más latente de ellas es que me encanta la pasta. Cualquier día es día de pasta. CUALQUIER día.

Cansado? Pasta. Feliz? Pasta. Recibiendo amigos? Pasta. Solo y flojo? Pasta. Calor? Pasta. Frío? Pasta. Ves como funciona?

Esta es una joyita que me gusta comer en días más fríos. Con un buen vinito! Estupendo. Y también sirve muy bien para recibir amigos – ya que su preparación es muy rapidita.

Y, para finalizar, atención aquí: la vera carbonara no lleva crema, tampoco jamón, ok? Seamos respetuosos con los italianos y sigamos la receta original. Lo máximo que se puede aquí, es cambiar el queso pecorino por un parmesano (pero el parmesano en trozo, rallado al momento – nada de bolsitas de “queso”rallado!)

Listo? Entonces aquí va la receta:

Pasta Carbonara

Para 2 personas

1/2 taza de tocino ahumado picadito

1/2 cucharada de mantequilla

1 diente de ajo, entero pero aplastado

200g de spaghetti (guardar al menos una taza del agua de la cocción)

2 huevos + 2 yemas

1/2 taza de queso pecorino (o parmesano)

Sal

Pimienta negra

Cocina la pasta siguiendo las instrucciones del paquete, y guarda más o menos una taza del agua de la cocción. Por mientras, mezcla en un bowl huevos, yemas, queso y pimienta, batiendo bien hasta que esté homogéneo. Reserva esta mezcla y también la pasta.

En un sartén (suficiente para poner toda la pasta después), derrite la mantequilla y frita el tocino y el ajo, hasta que el tocino esté dorado. Saca el ajo y bótalo (solo queríamos sus sabores).

Echa la pasta en el sartén, unas 2 cucharadas del agua de la pasta y mezcla bien bien. Apaga el fuego y incorpora la mezcla de huevos, más 2 cucharadas de agua y mezcla bien. Añade más agua, si necesario, hasta que tenga una salsa cremosa y aterciopelada.

Sirve de inmediato con harto queso y pimienta negra.

El vino nuestro de cada día

Grasa delicada, de esto se trata este plato. Por eso, necesitamos un vino con cierto cuerpo, que nos llene la boca tanto cuanto la cremosidad de esta pasta, pero que no invada demasiado con sus taninos o acidez.

Una combinación común aquí es un buen Chardonnay. Pero… los clásicos los encuentras en Google! Por eso, te propongo algo distinto. Dos cosas, en verdad. Porque poder elegir es todo en esta vida!

La primera opción es un Rosé que ganó mi corazón: Viña Lapostolle, Le Rosé, 2017, Rapel. Como es un rosado con algún cuerpo, nos ayuda a equilibrar bien la Carbonara. Además, aporta una acidez a la grasa del plato.

La segunda sugerencia es más fuete: vamos de tinto! Conoces la uva Sangiovese? Es típica de Italia y produce vinos ligeros, no tan encorpados y fáciles de tomar. Perfecto para no matar la delicadeza de nuestra Carbonara! No es muy fácil encontrar Sangiovese acá en Chile, pero hay. Te sugiero uno Viña Robba & Rossi, Sangiovese, 2016, Maipo. Su website está un poquito desactualizado, parece – por esto, sugiero que les contacte directamente (hay un formulario de contacto en el website).

Apúrate para hacer esta delicia que ya es viernes, abre un rico vino y disfruta!

Salud!

Renata