Carnes · Cuccina Italiana · Elaborado · Plato Principal · Técnica Culinária

Polenta con Ragu de Osobuco

Para ler esse post em Português, clique aqui.

Ese blog está muy italiano: gnocchi, pesto, pasta… Y ahora polenta! Pero como evitarlo si la cocina italiana es tan rica? Además, la sangre italiana de mi abuelo materno me hace tener ganas constantes de carbohidratos.

El antojo de hoy fue polenta. Me encanta la polenta blanda, calentita y que se deshace en la boca. Y además con un rico ragú por arriba. Pues ese es otro punto a comentar: el blog estaba demasiado vegetariano. No es que no me guste. Amo las verduras y las maravillas que se pueden hacer con ellas. Y son sanas. Pero no soy vegetariana y un jugoso trozo de carne de vez en cuando me hace feliz. Muy feliz.

Entonces, vamos a la cocina. Para la receta de hoy hay que prestar atención en la preparación o podrás terminar con una polenta dura. Nada difícil, pero es importante que saques la polenta del fuego en el tiempo correcto. Pero si te pasas del punto, siempre se puede devolverla al fuego, agregar un par de cucharadas más de agua y mezclar bien.

Otra cosa: van a ver que mi polenta es “incrementada”. Se puede hacer la polenta solo con agua y sal, pero a mí me gusta la cremosidad y, por eso, sustituí parte del agua por leche y ricota. Además, agregué queso parmesano.

Para el ragú, tendrás que dedicarle tiempo. Una buena mechada tarda en cocinar y ese es su secreto. Para esta receta, vamos a ocupar osobuco, un corte lleno de sabor. Te voy a confesar: yo tenía perjuicio contra en osobuco. No es de los cortes más nobles o caros, ya que está en la pata de la vaca. La primera vez que lo probé fue en Italia. Yo estaba allá, en el norte de Italia, región donde el osobuco es muy típico. Tenía que probarlo. Y fue puro amor! Llena de sabor, blanda, que carne exquisita! Desde entonces, me enamoré de ese corte y lo ocupo con cierta frecuencia, en distintas preparaciones.

Aprovecha para sentir cada olor, y cada textura de esa receta. Abre un vino tinto y disfruta las maravillas de Italia!

Polenta com Ossobuco BDF

Polenta con Ragú de Osobuco

Para 4 personas

Para el ragú:

1 cucharada de aceite de oliva

1 kg de osobuco

1/2 pimiento amarillo

1 cebolla

1 diente de ajo

1 zanahoria

1 tallo de apio

1/2 zapallo italiano

2 tomates, sin semillas

1 taza de vino tinto (como consejo: nunca cocines con un vino que no beberías!)

1 hoja de laurel

2 tazas de agua hirviendo (y más, si necesario)

Sal y pimienta negra

Salpimienta los cortes de osobuco. Corta todos los vegetales en brunoise. No conoces esa técnica? Pincha aquí!

En una olla, a fuego alto (u olla a presión, si quieres reducir el tiempo de cocción), calienta el aceite de oliva y deja el osobuco hasta que esté dorado en ambos lados (2 o 3 minutos para lado). Y luego reserva la carne.

En la misma olla, baja el fuego, agrega el pimiento y la cebolla y deja por un par de minutos, hasta que estén blandos. Pon el ajo y deja dorar y, entonces, pon la zanahoria, el apio, el zapallo italiano y los tomates. Mezcla bien todos los vegetales y agrega el osobuco, el vino, el laurel y el agua. Deja que se cocine con la olla semi tapada, por 90 minutos, agregando agua caliente siempre que el nivel esté bajo la mitad de la olla. Si prefieres ocupar la olla a presión, pon suficiente agua para cubrir la carne y cocina por 40 minutos (empieza a contar el tiempo después que la olla agarre presión).

La carne estará lista cuando esté desmenuzada y suelta del hueso. Si después del tiempo recomendado (90 minutos para olla normal o 40 minutos para olla a presión), la carne no está blanda, deja algunos minutos más a fuego bajo, con la olla semi tapada (aunque sea en la olla a presión, deja semi tapada). Si hay demasiado jugo, deja la olla abierta hasta que reduzca. La carne, al final, debe ser desmenuzada y reservada con su jugo en la misma olla. Antes de ser servida arriba de la polenta, tienes que calentarla nuevamente por un par de minutos más.

Para la polenta:

1 1/2 taza de agua

1/2 taza de leche

1 cucharadita de sal

8 cucharadas de polenta

1 cucharada (llena) de ricota

1/4 taza de queso parmesano

Sal, si es necesario

Perejil y queso parmesano para servir

En una olla chica, pon el agua, la leche y la cucharadita de sal. Cuando la mezcla comience a hervir, baja el fuego y empieza a agregar la polenta, una cucharada a la vez, mezclando con un batidor manual. Al poner la última cucharada, cambia el batidor por una cuchara da palo y mezcla sin parar, hasta que la polenta se ponga cremosa (más o menos 5 minutos). Apaga el fuego y agrega la ricota y el parmesano, mezclando bien. Pruébala y pon más sal (o queso!), a tu gusto. Sirve con la carne arriba (y un poco de jugo), perejil, queso parmesano y una pizca de pimienta negra recién molida.

Close Ragu BDF

***

También vas a aprovechar el “momento italiano” y hacer polenta? Postea tu plato en Instagram con el hashtag #bomdiaframbuesa!

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *