Ensaladas

Por que un blog + Couscous con higos y chorizo

Para ler este post em Português, clique aqui. To read this post in English, click here.
Desde muy chica me gustaba acompañar a mi mamá en la cocina. Miraba todo lo que hacía y preguntaba un montón. El tiempo pasó, salí de casa y el gusto por la cocina pasó a ser una necesidad. Ahí tienes dos opciones: o vives de la comida lista (ojalá que sea de tu casa!) o desarrollas tu lado ‘chef’!
Mi opción fue, claramente, la segunda. No, no soy chef. Mi formación se limita a algunos cursos, horas de lectura y… mucha, mucha curiosidad. Recetas que nunca funcionaron. Otras que fueron un éxito! Así es la vida del cocinero amador… Pero como me encanta la cocina!
Y entre tantas recetas, surgió la idea de organizarlas. Mucho de aquí será basado en recetas de libros y blogs conocidos, tal vez con algunas adaptaciones. También habrá espacio para recuerdos y recetas familiares. Y, claro, quiero compartir las recetas de Brasil, mientras descubro la increíble – y muy rica – cocina chilena!
 Empecemos sin muchas pretensiones con un couscous liviano y fácil. Y aprovechando que el verano empieza muy pronto, vamos a usar higos para un sabor distinto y especial!
Couscous con higos
Couscous con Higos y Chorizo
Para 2 personas
2 tazas de couscous
2 tazas de água caliente
1 tomate sin piel y semillas, picado
1/2 chorizo picado
1/2 cebolla morada
Aceite de oliva
1 cucharadita de azúcar rubia
1 cucharada de queso crema
sal + pimienta negra
perejil
1 higo maduro cortado en seis partes
Mezcla el couscous con el agua y deja remojando por cerca de 5 minutos, tapado, hasta que el couscous absorba el líquido y se quede blando.
En una olla con aceite, frita las cebollas y, cuando doradas, añade el azúcar. Deja que se caramelicen.
En otra olla caliente, coloca un poco de aceite y añade el chorizo, hasta que esté dorado y crujiente. Saca de la olla y pon en una toalla de papel. En esa misma olla, dora el higo por algunos segundos.
Con un tenedor, suelta el couscous y mezcla con el chorizo y el tomate. Salpimienta a tu gusto (cuidado que el chorizo ya tiene sal!).
En un pocillo, mezcle el queso crema con sal, pimienta y un poco de aceite, hasta que esté más blando.
Para montar, sirve el couscous, pon el queso crema y, por arriba, pon las cebollas caramelizadas. Decora con pimienta negra y perejil y sirve con los higos.