Postres

Queque Espléndido de Milena

Para ler esse post em Português, clique aqui.

Bueno, la primera pregunta es, quién es Milena? Pues es una amiga de Brasil que en nuestra adolescencia siempre preparaba cosas ricas en la cocina. Como por ejemplo, este queque. Y en poco tiempo, se convirtió en un hit entre las amigas (glotonas!).

Cuando me cambié de ciudad, a estudiar, mis papás me regalaron una libreta de recetas. Y la primera receta que escribí fue exactamente esa: Queque Espléndido de Milena! Ahora, años después, reviví el sabor de este queque y se me vino de inmediato a la mente el por que fue un éxito de mi cocina adolescente!

Así que, junto a presentarte un queque blandito, rico y de chocolate, aprovecho para estrenar una nueva categoría en el blog: Recetas de mi Vida. Algunas recetas serán originales, otras fueron tan inspiradoras que intentaré revivirlas. La idea es traer platos que marcaron mi vida y, de esa manera, contarte un poquito de mi historia y de mi conexión con la comida. Solo te digo una cosa: mis mejores memorias involucran un plato o un vaso (muchas veces los dos!!!)! Pasemos al primer clásico de mi vida. Seguro que también te vas a enamorar!

Bolo Esplendido

Queque Espléndido de Milena

Queque

3 claras

3 yemas

2 tazas de azúcar

1 taza de mantequilla, a temperatura ambiente

1 cucharita de extracto de vainilla

1 taza de chocolate en polvo

3 tazas de harina de trigo

1 cucharada de polvo de hornear

1 taza de leche tíbia

Cobertura

2 yemas

1 tarro de leche condensada

1 tarro de leche (ocupa el tarro de leche condensada como medida)

1 vaina de vainilla (o 2 cucharaditas del extracto)

Precalienta el horno a 180 grados. Empieza por las claras, batiéndolas hasta que queden como nieve. Resérvalas. En la batidora, bate el azúcar y la mantequilla. Agrega, entonces, las yemas y la vainilla, hasta que tengas una crema delicada. Incorpora el chocolate y la harina, de a poco, en alternancia con la leche. Al final, agrega el polvo de hornear. Saca de la batidora y, de manera muy delicada, mezcla las claras en nieve, hasta que quede una masa homogénea. Lleva al horno por cerca de 30 minutos o hasta que esté listo (tips casero: insertar un palito de fósforo, y si sale limpio, el queque estará listo).

Una vez que el queque esté frío, haz la cobertura: en una olla chica, pon todos los ingredientes y mezcla sin parar, a fuego bajo y con un batidor manual (fouet). Cuidado para que no se pegue al fondo. Cuando tengas la crema, sirve por arriba del queque o al lado.

***

Ya hiciste nuestras recetas? Déjanos un comentario abajo o postéanos en Instagram con el hashtag #bomdiaframbuesa. Amo ver que cocinas!