Cuccina Italiana · Plato Principal · Vegetariano

Risotto de Champiñones

Para ler este post em Português, clique aqui. To read this post in English, click here.

A esta altura del blog te habrás dado cuenta que me encantan los risottos. Los encuentro riquísimos, además que son una maravillosa opción para una comida especial, para recibir amigos o incluso para un día cuando uno quiere comer algo calentito y exquisito!

Otro punto muy positivo de los risottos es que son extremadamente versátiles. Los puedes hacer de innumerables maneras.

En el blog ya hemos hecho uno de Espárragos y otro de Camarones con Queso Brie – donde este último ha sido nuestro campeón absoluto en visitas, y ya ha aparecido en la mesa de muuuchos de nuestros seguidores!

Hoy encontré champiñones Portobello en el supermercado y no lo pensé dos veces para llevarlos. En verdad, puedes ocupar cualquier tipo de champiñones o hasta un mix de distintos tipos. Pero lo más importante es que no pierdas la oportunidad de probar esta exquisita receta!

 

Risoto de champiñones

Risotto de Champiñones

Para 2 personas

600ml de caldo de verduras, hirviendo

1 cucharada de aceite de oliva

1 cucharada de cebolla cortada en cubitos

1 taza de arroz arborio o carnaroli

1/2 taza de vino blanco

1/2 taza de queso parmesano rallado

3 a 4 champiñones Portobello cortados en cubos

1 cucharada de mantequilla

Pimienta negra, queso parmesano rallado y aceite de oliva, para servir

Pon tu caldo en una olla mediana, prende el fuego y deja que hierva. Baja el fuego, manteniendo el hervor, ya que necesitarás el caldo hirviendo durante toda la preparación.

En una olla chica, pon el aceite y la cebolla, y sofríe hasta que esté transparente. Añade el arroz, mezclando con cuidado, hasta que todos los granos estén envueltos en el aceite. Agrega el vino blanco, mezcla rápidamente, y deja que se evapore la mitad del vino, cuidando que el arroz no se pegue a la olla. Empieza, entonces, a agregar el caldo de a poco, siempre mezclando con cuidado para no quebrar los granos y evitar que se peguen en el fondo de la olla. Cuando el risotto empiece a secarse (o sea, cuando el arroz haya absorbido el caldo), agrega más caldo. Sigue en esa operación por cerca de 15 minutos.

Agrega los champiñones y sigue con el proceso de agregar más caldo, hasta que el arroz esté al dente (unos 5 minutos más). Agrega el queso parmesano, pon la mantequilla por arriba y tapa la olla. Deja el risotto descansar por un par de minutos. Mezcla para incorporar la mantequilla y sirve  con pimienta negra, queso rallado y un hilo de aceite.

Espero que lo disfrutes mucho!

Un beso,

Renata.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *