Picoteos, Picoteos Vegetarianos

Tartaleta de Queso de Cabra con Mermelada Balsámica

Para ler esta receita em Português, clique aqui. To read this recipe in English, click here.

I’m back! Después de muuuucho tiempo, aquí estoy… con layout nuevo y novedades!

La primera novedad es este layout lindo y lleno de vida! Tardó mucho, costó harto trabajo, pero acá estamos! Ahora el blog está ordenado por tipo de plato e ingrediente principal. Además, hay sesiones nuevas. Y todavía hay otras siendo preparadas! Ojalá te guste! 🙂

La segunda novedad, que también es la razón por la cual he estado tanto tiempo lejos, es que ahora estudio Somelería. Por eso, he creado una sesión especial para los vinos y sus compañeros, donde estarán mis comentarios sobre lo que he probado por ahí… Ah! Y todas las recetas pasan a ser maridadas! 😉

La tercera cosa que te quiero contar es que salió una nueva edición de la Revista Blogi Cocina. En esta edición vas a encontrar muchas recetas ricas y calentitas para el invierno, además de tips de productos y restaurantes, entrevistas con blogueros y mucho más! Para descargarla grátis, es solo hacer click aquí!

Aprovechando el tema de la revista, te dejo aquí mi receta para esta edición! E ya lo sabes: al final van a encontrar una sugerencia de vino para acompanhar esta preparación! 😉

 

Foto de @cravingsjournal para Revista Blogi Cocina

Tartaleta de Queso de Cabra con Mermelada Balsámica

Para 20 tartaletas

Masa para quiche (haz click aquí para la receta)

Para el dip de queso de cabra:

100g queso de cabra (blando)

1/4 taza de crema ácida

1/2 taza de crema de leche

Sal

Pimienta negra

Para la mermelada balsámica:

1 cucharada de aceite de oliva

1/4 de cebolla morada, cortada en cubos chicos

1 cucharada de vinagre balsámico

1 cucharadita de tomillo fresco

1/2 taza de mermelada de higos

Sal

Pimienta negra

Precalentar el horno a 180 grados.

Para la mermelada balsámica, calienta el aceite en un sartén e incorpora la cebolla, revolviendo hasta que esté transparente, pero no dorada. Pon el vinagre y el tomillo y deja que el vinagre se absorba casi todo. Deja enfriar por unos minutos e incorpora la mermelada. Salpimenta a gusto.

Para el dip de queso de cabra, mezcla todos los ingredientes en un bol, hasta que esté homogéneo y no tenga grumos. Corta la masa de quiche en círculos y acomoda en un molde de mini muffins, haciendo canastritos. Lleva al horno por cerca de 10 minutos, hasta que empiece a dorar. Saca del horno y sube la temperatura a 250 grados.

Pon la crema de queso en cada tartaleta y devuelve al horno hasta que esté dorado. Sirve con un poco de mermelada.

Mi vino para este picoteo:

Aunque muchas personas asocien el frío a los vinos tintos, te quiero proponer un vino blanco aquí. Pero vamos a pasar un poco lejos del frescor que normalmente nos traen los blancos, para un poco más de cuerpo y estrutura – y eso nos ayuda a entender porque elegir un blanco en el frío.

Como la base de esta receta es el queso de cabra, necesitamos alguna acidez en el vino. Pero, tenemos otros ingredientes, que hacen esta receta algo grasosa – por eso necesitamos algo de cuerpo aquí.

Para equilibrar estos dos puntos, mi sugerencia es el Chardonnay de Casas del Bosque, 2015. Es un blanco con cuerpo, notas a frutos secos tostados y una madera no invasiva, y que también mantiene su frescor. Un buen equilibrio para nuestro queso de cabra gratinado.

Quieres jugar? Entonces prueba el picoteo con el vino a 2 temperaturas: primero entre 10 y 12 grados. Después súbelo un poquito y pruébalo entre 12 y 14 grados. 😉

Un beso,

Renata Moreti