Postres

Torta de Chocolate y Vainilla

Para ler este post em Português, clique aqui

Torta de chocolate para celebrar! Nuestro blog está creciendo… Ahora, “Bom Dia, Frambuesa” es parte de Blogi, Asociación de Blogueros Gastronómicos. Somos un grupo de blogueros apasionados por la comida y con muuuuchas ideas… Quédate atento que se vienen muchas cosas buenas!

Las celebraciones, por lo tanto, no paran! Primero, más de 1000 likes en Facebook, y ahora esto!!! Y cuando hablamos de celebración o fiesta, es imposible no imaginar una torta en ella!!! Por esa razón, la receta de hoy es una rica torta de chocolate que te va a E N C A N T A R =D

Confieso que me gusta hacer más cosas saladas que dulces. Tal vez por la libertad que te deja cuando uno cocina salados. La improvisación puede tener mucho mejores resultados… Haciendo un plato salado, puedes crear e inventar, por ejemplo, añadiendo una hierba extra, sacando un vegetal que no te gusta o incluso cambiando el ingrediente de un plato principal! En la repostería nunca, jamás! Tienes que saber lo que haces o una receta con un simple huevo a menos puede salir directo de la batidora a la basura…

Creo que hacer comidas saladas es, también, algo más natural. Comemos todos los días platos salados. Y en mi caso,  puedo vivir sin problemas sin una cuota diaria de postre. Por eso, cuando empecé a tomar cursos de cocina, sentí necesidad de buscar, primero, un curso de repostería y, desde ahí, mi vida cambió!

Si antes mis queques eran básicos, y decorar una torta no era tarea fácil, hoy me encanta el arte de la repostería y muero siempre que termino algo y veo que resultó! Obvio que no soy especialista y tampoco tengo la intención de serlo. Pero hacer algo lindo, además de rico, no tiene palabras, es lo máximo! Por eso, si decorar tortas te parece algo difícil, aquí van algunos tips de cocina que te pueden ir ayudando un poquito…

  • Para que tus capas queden lindas, corta la parte de arriba de los bizcochos. En general, cuando los bizcochos se están cocinando, se les forma una pequeña “guatita” hacia arriba. Saca ese exceso y deja los bizcochos rectos.
  • Puedes hacer el bizcocho con anticipación (el día anterior, por ejemplo) y mantenerlo envuelto en filme plástico y refrigerado hasta el momento de montar la torta. Eso hará que el queque quede más firme y, por lo tanto, más fácil de trabajar.
  • Haz los rellenos con anticipación, y también déjalos en el refrigerador para que queden más firmes.
  • Tienes que ocupar, sí o sí, algo para mojar el bizcocho de tu torta. Eso permitirá que se mantenga húmeda por más tiempo, y evitará también que la masa absorba el relleno, especialmente si es chantilly. Importante: Poner especial cuidado con los bordes, pierden la humedad muy rápido, tendiendo a secarse.
  • Para facilitar el armado (o montaje), si ocupaste un molde de fondo removible al hacer el bizcocho, cubre los lados laterales con papel mantequilla (para que queden con mayor altura las paredes) y así armar tu torta, colocando la primera capa dentro del molde y rellenando, siguiendo los pasos de la receta abajo. Si tu molde no es de fondo removible, puedes poner el papel mantequilla alrededor del bizcocho, creando paredes altas alrededor de toda la torta, donde montarás las capas. Eso creará una barrera y hará que tu torta no se resbale mientras la estés armando.

Entonces, aquí te dejo una receta detallada. Esperando que, así como nosotros, tú también tengas muchas razones para celebrar!

Torta Tratada 3

Torta de Chocolate y Vainilla

Para 10 personas

Bizcocho:

4 huevos

2 tazas de azúcar

2 tazas de harina de trigo

7 cucharadas de chocolate en polvo

1 cucharada de polvo de hornear

1 taza de leche hirviendo

Crema de Vainilla:

2 yemas (guarda las claras para el merengue)

1 tarro de leche condensada

400cc de leche (ocupa el mismo tarro de leche condensada como medida)

1 vaina de vainilla (o 2 cucharaditas de extracto de vainilla)

Crema Chantilly:

500g de crema de leche fresca (helada)

2 cucharadas de azúcar

Merengue:

3 claras

1 taza de azúcar

1 cucharadita de extracto de vainilla

Jarabe de Azúcar:

1 taza de azúcar

2 tazas de agua

Preparación:

Empieza por el bizcocho. Precalienta el horno a 180 grados. Separa las claras de las yemas y bate las claras hasta que queden como nieve. Agrega las yemas, sin parar de batir. Pon el azúcar y continua batiendo. Luego añade, la harina, el chocolate, el polvo de hornear y, al final, la leche. Divide la masa en dos moldes de 15 cms, los cuales deben estar enmantequillados y cubiertos con harina. Déjalos en el horno por 30 minutos, o hasta que estén listos -pínchalos con un palito de fósforo, si sale limpio, ya puedes retirarlos del horno. Déjalos enfriar totalmente antes de sacar el bizcocho de los moldes.

Mientras tu bizcocho está en el horno, haz la crema de vainilla. En una olla chica, pon todos los ingredientes y mezcla sin parar con un batidor manual, a fuego bajo, hasta que consigas una crema consistente (más o menos unos 20 minutos). Deja que se enfríe cubierto con un filme plástico pegado a la crema, para que no forme nata. Una vez fría,  guárdala en el refrigerador.

Ahora, la crema chantilly: pon ambos ingredientes en un bowl y bate hasta que quede firme. También a refrigerador.

Parte, entonces, haciendo el jarabe: pon los ingredientes en una olla chica y, a fuego bajo, deja hervir hasta que todo el azúcar esté disuelto. Reserva y deja enfriar.

Por fin, el merengue: en una olla, pon las claras y el azúcar. A fuego muy bajo (para no cocinar las claras), mezcla sin parar, hasta que todo el azúcar esté derretido. Eso tardará cerca de cinco minutos. Para saber si está bien, toma una pequeña cantidad con tus dedos. Si no sientes los granitos de azúcar, está en el punto. Si aún los sientes, sigue mezclando. Cuando ya no se sientan los granos de azúcar, pasa la mezcla a un bowl, añade la vainilla y batir hasta que la mezcla esté fría y firme.

Montaje:

Corta los bizcochos a la mitad. Tendrás, entonces, cuatro capas. Con una brocha de repostería, moja la primera capa con el jarabe de azúcar. Pon mitad del chantilly y cubre con la segunda capa de bizcocho, apretando suavemente. Mójala con el jarabe y pon la crema de vainilla y cubre con la tercera capa de bizcocho. Repite el proceso de mojar, y cubre con el chantilly restante. Pon la cuarta capa y lleva la torta montada al refrigerador, por al menos 1 hora (mientras más tiempo, mejor).

Tips de cocina: Hasta 12 horas puedes dejar el biscocho en el refrigerador sin tener problemas. Luego de eso, puede comenzar a secarse.

Finalmente, cubre con el merengue, haciendo movimientos irregulares. Si tienes un soplete de repostería, puedes ocuparlo para quemar un poquito el merengue. Si no, dejarlo blanquito (lindo!) o decorar con mostacillas.

Ahora, mantén tu torta en el refrigerador hasta la hora de tu celebración, fiesta, aniversario… o lo que tú quieras!

Que la disfrutes!!!

***

Sorprendiste a alguien con esta maravillosa torta? Postéala en Instagram y etiquétanos usando el hashtag #bomdiaframbuesa!