Sem categoria

Unos minutitos de tu atención – nada que ver con comida

Cosa rápida. Ayer por la noche, paseaba mi perrita y, cuando llegué al depa, me impacté.

La. Cordillera. Estaba. Dorada. D-O-R-A-D-A.

Esas son las bellezas de esa ciudad. El día estaba feo y vacío. Y entonces, de la nada, la cordillera me acuerda que me encanta estar acá.

Contemplemos, nada más.

Cordillera dorada

Gracias, Santiago.