Entrada · Fácil · Vegetariano

Variaciones de Hummus

Parece que ya llegó el verano! Hora de compartir y celebrar. Días perfectos para recibir amigos y picotear… Qué tal preparar algo fácil y que además va a sorprender todos tus invitados?

El hummus es siempre un must-have cuando recibo en mi casa! Es práctico, sabroso y muy, muy fácil de preparar. Además, puedes hacerlo en etapas, o con algunos días de anticipación, ya que se mantiene muy bien en el refri.

Aquí les presento dos variaciones. La primera, el clásico hummus de garbanzos. Un comodín que va con todo, de galletas a sándwiches. Servido con crudités (zanahoria, pepino, apio crudos) tienes algo fresco y saludable! Me gusta dejarlo más rústico, con trozos de garbanzos contrastando con su textura blanda. Y paprika para sabor y color.

Para sorprender, les dejo el lindo hummus de betarraga! Su color es un delirio para los ojos. El dulce de la betarraga contrasta con el ácido de los limones y del aceto balsámico. El resultado es una entrada cremosa y muy, muy fotogénica!

IMG_5850

Hummus Clásico de Garbanzos

250g de garbanzos (no bote el agua del cocimiento, lo vas a necesitar!)

4 cucharadas de tahine

Jugo de 2 limones (o uno, si grande)

2 dientes de ajo medianos

Sal y pimienta negra

Aceite de oliva y paprika, para servir

Cocina los garbanzos en agua con un pinche de sal (me gusta dejarlos remojando por algunas horas antes, para que se cocinen más rápido). Cuando tengas los garbanzos cocidos, mézclalos con ½ taza del agua de su cocimiento, tahine, jugo de limón y ajo con la ayuda de un minipimer*. Va adecuando la textura con más agua del cocimiento o agua mineral.

Para servir, pon un hilo de aceite de oliva y salpica paprika. Sirve como entrada con galletas, pan pita o papitas. A mí me encanta el hummus, entonces lo puedo comer con prácticamente cualquier cosa (incluyendo ensaladas, carnes, vegetales, sándwiches…).

*Importante: puedes ocupar el procesador de alimentos o la licuadora. Con el minipimer tendrás una textura más rústica. La licuadora te permite una textura más lisa, sin grumos. El procesador de alimentos funciona para ambas texturas, ya que te ofrece más control del proceso.

IMG_5870

Hummus de Betarragas

1 receta de hummus clásico de garbanzos

2 betarragas medianas, sin cáscara y cortadas en trozos grandes

1 cucharadas de aceite de oliva + para decorar

2 cucharadas de aceto balsámico

2 ramitas de tomillo + 1 para decorar

Merkén o ralladura de limón (opcional)

Prepara las betarragas: calienta el horno a 250 grados. Pon las betarragas en una fuente, junto con el aceite, 1 cuchara de balsámico, las 2 ramitas de tomillo, sal y pimienta. Cubre con foil de aluminio y deja en el horno por más o menos 30 minutos, o hasta que las betarragas estén blandas.

Agrega las betarragas con el hummus clásico, una cuchara de balsámico y bate bien (usando la procesadora, minipimer o licuadora). Agrega agua mineral si te parece muy grueso. Salpimienta a tu gusto. Agrega merkén, para algo de picante. Sirve con aceite de oliva y hojas de tomillo o ralladura de limón.

***

Hiciste una receta de Bom Dia, Frambuesa? Etiquétanos en el Instagram con el hashtag #bomdiaframbuesa. Amamos ver lo que cocinan!

5 comentários em “Variaciones de Hummus

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *